Constructorio

La Junta de Andalucía reclama una gestión “social” de las viviendas del Sareb

mayo 31
13:13 2013

Elena Cortés denuncia que el ‘banco malo’ acuda al SIMA a vender sin haber atendido la petición de la Junta de gestionar los “activos tóxicos”

La consejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Elena Cortés, ha reclamado hoy al Gobierno que ponga los inmuebles del Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Ordenada Bancaria) en Andalucía al servicio de políticas sociales y de defensa del derecho a la vivienda. “En medio de una oleada de desahucios, el Sareb continúa gestionando su ingente patrimonio de forma absolutamente opaca, sin haber aprendido las lecciones de la crisis y sin atender a la situación de emergencia social ni a las demandas de la sociedad civil organizada”, ha señalado Cortés, que ha lamentado que el llamado ‘banco malo’ haya acudido al Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA) de 2013 sin antes haber atendido la petición oficial de la Consejería de gestionar sus “activos tóxicos”.

Cortés ha recordado que el 20 de diciembre del pasado año, en el seno de la Conferencia Sectorial de Vivienda convocada en Madrid por el Ministerio de Fomento, Andalucía reclamó al Gobierno la gestión de los llamados “activos tóxicos”, que son en realidad suelos y “casas sin gente”. “El Gobierno andaluz preguntó oficialmente por los inmuebles del Sareb en Andalucía y reclamó su gestión, con el objetivo de darles un uso social. Hemos obtenido la callada por respuesta. Nos parece profundamente inapropiado que el Sareb acuda al SIMA, como si sus viviendas no debieran tener una vocación social”, ha señalado Cortés, que ha recordado que la Consejería de Fomento y Vivienda ha pasado venta a alquiler las viviendas protegidas de promoción pública sin adjudicar “para acelerar su asignación”. “En un contexto como el actual, las administraciones debemos dar ejemplo”, ha añadido.

La consejera ha señalado que los inmuebles del Sareb resultarían de “enorme utilidad social” puestos al servicio del Programa Andaluz en Defensa de la Vivienda, las oficinas provinciales que ofrecen prevención, intermediación y protección a las personas en riesgo de desahucio o que ya han perdido su vivienda. También ha lamentado que el Ministerio haya desatendido la petición de la Consejería de gestionar los 859 inmuebles del llamado Fondo Social de Vivienda en Andalucía, que siguen siendo manejados “al arbitrio de las entidades financieras”. Cortés ha reiterado que el Sareb está obligado a notificar a la Consejería las viviendas protegidas que hay en sus balances en Andalucía, en cumplimiento del Decreto-Ley para Asegurar la Función Social de la Vivienda.

Cortés ha destacado que la política del Gobierno andaluz defiende “la vivienda como derecho, no como simple mercancía”, y en ese rumbo ha situado el Programa Andaluz en Defensa de la Vivienda y el Decreto-Ley para Asegurar la Función Social de la Vivienda. “En Andalucía hay 700.000 viviendas vacías y casi 200.000 solicitantes de vivienda protegida en los registros municipales de demandantes, al tiempo que se siguen produciendo desahucios día a día”, ha señalado Cortés.
La consejera ha afirmado que “es inaceptable que en este contexto de injusticia el Sareb, que gestiona un volumen de activos de 50.781 millones de euros procedentes de las entidades nacionalizadas y de las que han requerido asistencia financiera, se comporte como una inmobiliaria más cuando el 45% de su propiedad es del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob)”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies