Constructorio

“El futuro de la edificación en España pasa por la rehabilitación” según Albert Cuchí

“El futuro de la edificación en España pasa por la rehabilitación” según Albert Cuchí
diciembre 09
09:59 2013

El experto en rehabilitación Albert Cuchí pide mayor liderazgo político para consolidar un nuevo sector de la edificación, en la 34ª Asamblea General de la Federación Europea de fabricantes de Aislamiento con Poliuretano (PU EUROPE)

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”//www.youtube.com/embed/uWIf1Fk9-j8?list=UUVJI0TzX1BlJsL7hduc_7RQ” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

“El futuro de la edificación en España pasa por la rehabilitación, que es lo que va a marcar el futuro del sector y que además es tremendamente necesario para que el país salga de la actual situación de crisis”, así de contundente se ha mostrado Albert Cuchí, coautor junto a Peter Sweatman de los informes del Grupo de Trabajo por la Rehabilitación (GTR) y profesor de Arquitectura en la Universidad Politécnica de Cataluña. Cuchí ha realizado estas declaraciones durante la celebración de la 34ª Asamblea General de PU EUROPE que se ha celebrado recientemente en Barcelona.

Demostrar la certeza de estas palabras es, además, el principal objetivo del Grupo de Trabajo por la Rehabilitación, que próximamente va a presentar su III Informe en el que marca de nuevo una Hoja de Ruta que recoge los pasos a dar por las administraciones para conseguir la consolidación del sector y en el que demuestra con datos objetivos su viabilidad y rentabilidad para la economía del país.

La normativa que viene de Bruselas es, según Cuchí, una aliada. Desde la Unión Europea se ha dado el primer paso y el más importante para conseguir el fomento de la rehabilitación energética de los hogares y para reducir su consumo de energía y sus emisiones de CO2, mediante el uso de materiales más eficientes, mejora de los aislamientos y la incorporación de nuevas tecnologías.

El Parlamento Europeo aprobó el año pasado una nueva directiva que busca la reducción de un 20% del Consumo de energía con vistas a 2020. En tan sólo 7 años, España y el resto de países miembros deberían rehabilitar el 3% de su superficie para poder cumplir con los objetivos europeos.

Pero es que, además, cumplir con Europa será según los expertos altamente beneficioso para la economía del país. Los trabajos elaborados por el Grupo de Trabajo de Rehabilitación ya han puesto de manifiesto que la apuesta decidida por la rehabilitación traería aparejada la creación de 140.000 puestos de trabajos al año y una facturación de 9.000 millones de euros.

Desde 2008, el sector de la construcción de obra nueva ha caído un 90%. Unas cifras que obligan a pensar en la búsqueda de actividades paralelas que, al margen de la obra nueva, garanticen ya no solo la viabilidad, sino también la supervivencia del sector más castigado por la crisis de los últimos años. “Frente a los retos globales europeos, nacionales y concretamente del sector, el GTR lo que propone es un nuevo sector de la vivienda, un sector que deje de ocuparse, como actividad sustancial, de la nueva construcción de edificios y se oriente hacia la rehabilitación del parque construido, se oriente hacia mejorar la eficiencia de ese parque de viviendas existentes, a mejorar las condiciones de vida de la gente que lo utiliza este parque y también, a construir con ello de nuevo un sector que sea un importante movilizador económico”, sintetiza Cuchí.

Establecidas las prioridades y analizados todos los condicionantes, los números salen. Según el profesor de la UPC partimos de una premisa clara que es la rentabilidad de la rehabilitación energética de las viviendas construidas. Los retornos conseguidos gracias a los ahorros en energía amortizan la inversión en el plazo de pocos años, lo que justifica que se elabore una normativa que “obligue” a realizar la renovación de estos edificios.

“Para 2050 que es el horizonte que nos hemos marcado se habrían renovado diez millones, de los 16 millones de viviendas que hay en España. Para ello se habrían invertido un total de 260.000 millones de euros, de los cuales 175.000 millones se destinarían a mejorar la eficiencia energética de los inmuebles sobre los que hay que actuar. Esta acción nos permitiría salvar 68.000 GWh de energía cada año, dejaríamos de emitir 8.600.000 toneladas de CO2 y, lo que es interesante, los ahorros acumulados por ahorros en emisiones de CO2 y ahorros en energía, supondrían 390.000 millones, más que esos 260.000 millones de inversión inicial”, explica Albert Cuchí.

¿Cómo conseguir la financiación para llevar a cabo las primeras inversiones en este entorno de crisis económica?

El Grupo de Trabajo de Rehabilitación también da respuesta a esta cuestión y así lo ha explicado ante los asistentes a la Asamblea de PU EUROPE, Albert Cuchí: “Al principio un 25% del coste de la renovación debe ser aportado (por la Administración) de la forma que sea. Piensen que de entrada un 21% es la aplicación del IVA con el que se grava la actividad. Pedir un 25% en realidad es pedir un dinero que se retorna en el mismo año y que, por tanto, no generaría nueva deuda pública”.

Pero, sobre todo, asegura Cuchí, es una actividad que demanda liderazgo político, y que se establezcan prioridades entre el pilar financiero y el pilar normativo: “Hasta ahora la normativa que hemos tenido en España estaba enfocada a la nueva edificación. El nuevo Código Técnico lo cumplen apenas muy pocos edificios de los que se han construido. No tenemos un Código Técnico de la Edificación para viviendas ya existentes y debemos trabajar para conseguirlo”.

El último punto que ha querido destacar el coautor de los informes del Grupo de Trabajo por la Rehabilitación es el papel de los agentes del sector que deben trabajar de forma coordinada para la consolidación del nuevo sector de la vivienda. Dirigiéndose a una audiencia formada en su totalidad por miembros de la industria europea del aislamiento con Poliuretano, Cuchí ha afirmado que “el papel de los agentes del sector también será fundamental. Debemos asumir nuestro papel, debemos trabajar para conseguirlo y hacerlo de forma ordenada. Es necesario que los actores de este nuevo sector conozcamos nuestros objetivos y responsabilidades y podamos responder por ellas para contribuir a una organización del sector adecuada a los nuevos fines.

Las principales conclusiones de su intervención son:

La normativa europea va dirigida a promover al rehabilitación energética del parque de edificios

  • En España, un política seria de fomento de la rehabilitación energética de edificios crearía más de 140.000 empleos
  • De aquí a 2050, la rehabilitación de 10 millones de viviendas en España requiere de 260.000 M€ de inversión y genera un retorno en ahorros acumulados de energía de unos 390.000 M€.
  • Una inversión inicial de la Administración del 25% se recupera el primer año en impuestos.
  • Es necesario un Nuevo Código Técnico adaptado a la rehabilitación de la edificación existente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies