Constructorio

Nuevo impuesto en Cataluña sobre los pisos vacíos de las entidades financieras

marzo 09
23:36 2014

Se prevé que el impuesto se pueda empezar a aplicar a lo largo de 2015

El gobierno catalán ha iniciado los trámites de creación de un nuevo impuesto sobre los pisos vacíos con el objetivo de que las entidades financieras, propietarias de una importante bolsa de viviendas, las pongan en alquiler. La medida, “ampliamente reivindicada por la sociedad y por el mundo local” , según destacó el consejero de Territorio y Sostenibilidad, San Villa, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Gobierno del pasado martes, se aplicará como mínimo a 15.000 pisos en manos de entidades financieras en los 70 municipios con una mayor demanda de vivienda.

Según los cálculos del Gobierno, el tributo aportará unos ingresos de entre 850 y 1.650 euros por vivienda vacía, entre 13 y 25 millones anuales que se destinarán a políticas de vivienda consensuadas con el mundo local.

La cuota del impuesto se establecerá según la superficie construida de las viviendas vacías: Hasta 10.000 m 2 de viviendas vacías, el impuesto oscilará entre 3 y 6 euros / m 2; de 10.000 m 2 a 50.000 m 2 de viviendas vacías, entre 7 y 10 euros / m 2 ya partir de los 50.000 m 2 de viviendas vacías, entre 11 y 20 euros / m 2 .

Vila aseguró que el impuesto no tiene una voluntad recaudatoria sino que busca “estimular un parque de viviendas que ahora tenemos injustificadamente inmovilizado” . Así, el anteproyecto prevé un conjunto de bonificaciones, que van del 10% al 75% de la cuota en función de cuántos pisos vaya poniendo en alquiler el titular, bien directamente o bien cediendo a bolsas de mediación para el alquiler social a las administraciones o las entidades sociales.

El Anteproyecto de ley prevé aplicar el impuesto en el caso de viviendas desocupadas durante más de dos años sin causa justificada. El consejero Vila hizo notar que quedarán “exentos” del tributo las personas físicas, las administraciones públicas y las entidades del tercer sector de la red de inclusión social.

Se prevé que el anteproyecto de Ley comience su trámite parlamentario a principios de verano para que el impuesto se pueda empezar a aplicar a lo largo de 2015.

Una demanda creciente de alquiler social

La situación de crisis económica ha reducido hasta mínimos históricos la demanda de viviendas de compra, mientras que se ha incrementado la de alquiler, especialmente a un precio asequible para la mayoría de la población. En este sentido, se estima que en Cataluña hay unos 80.000 pisos, sólo de nueva construcción, pendientes de vender.

Una parte importante de este stock acumulado se encuentra en manos de entidades financieras, a falta de compradores. Además de no contribuir a paliar la creciente demanda social de vivienda de alquiler, este hecho va acompañado a menudo de problemas de falta de mantenimiento de los pisos y de su ocupación ilegal. Se trata de situaciones conflictivas que acaban revirtiendo en los ayuntamientos, que son los que las tienen que afrontar en primera línea.

Por este motivo, el Departamento de Territorio y Sostenibilidad ha considerado adecuado establecer un impuesto destinado a las entidades financieras que tengan pisos vacíos durante al menos dos años en los 70 municipios con fuerte demanda de vivienda.

Incrementar el parque de pisos para alquiler social

El impulso al establecimiento de este impuesto se desprende de la Ley del derecho a la vivienda, que prevé una serie de medidas para que las viviendas desocupadas injustificadamente, en ámbitos de acreditada demanda, se incorporen al mercado por medio, si procede, de la intervención de las administraciones. Por otra parte, la regulación de este impuesto complementará las diversas medidas que se incluirán en el Plan para el derecho a la vivienda, cuya tramitación está a punto de finalizar.

Aparte de esta actividad normativa, el Departamento de Territorio y Sostenibilidad, mediante la Agencia de la Vivienda de Cataluña (AHC), ha impulsado diversas medidas para incentivar la salida de pisos vacíos al mercado de alquiler a precios asequibles. Así, el año pasado firmó un convenio con CatalunyaCaixa para la cesión de 400 pisos destinados a su programa de mediación para el alquiler social. Recientemente se ha alcanzado un acuerdo similar con Bankia, por 230 pisos más, y próximamente se firmará la cesión de 600 viviendas por parte de la Sareb.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies