Constructorio

Arquitectos advierten del peligro de las obras inacabadas abandonadas

diciembre 09
16:08 2013

El Colegio de Arquitectos de Almería (COA) insta a la Subdelegación y a la Diputación Provincial a que tomen cartas en el asunto y exijan a promotoras y bancos las medidas de protección para evitar riesgos

Fuente: elalmeria.es

El Colegio de Arquitectos de Almería (COA), ha alertado sobre la falta de medidas de seguridad que presentan multitud de edificaciones cuya construcción fue abandonada por la crisis económica o viviendas sin vender en manos de promotoras y bancos. Carecen de vallas u otros elementos que eviten, por ejemplo, la entrada de niños, e incluso pueden llegar, advierten, a afectar a la estabilidad de inmuebles colindantes, suponiendo un “peligro potencial”. 

La preocupación por esta situación que en los últimos años se ha multiplicado en toda la geografía de la provincia ha hecho que el Colegio Oficial de Arquitectos se dirija a la Subdelegación del Gobierno en Almería y a la Diputación Provincial, solicitando por escrito la adopción de medidas correctoras que subsanen riesgos innecesarios. “No se trata de causar alarma ni de denunciar en concreto una u otra edificación que tenga estas condiciones de abandono. Hemos querido dar un aviso para concienciar precisamente a las administraciones, ayuntamientos e incluso a la Junta de Andalucía, al objeto de que tomen medidas al respecto y de forma preventiva propicien actuaciones en evitación de daños a personas, bien obligando a los constructores y promotores o bien interviniendo de oficio con carácter urgente”, explican el decano y el secretario técnico del COA, Javier Hidalgo y Miguel Fernández.

En su escrito, el Colegio incide en la acumulación de un parque de vivienda en Almería sin vender que, si fue cuantificado en 2008 en la preocupante cifra de 21.000, a día de hoy se ha incrementado con promociones en manos de las entidades financieras, para denunciar que “existe infinidad de promociones que en la práctica están abandonadas con la posibilidad de producir situaciones sobrevenidas que pueden derivar en daños a personas, circunstancia que es la que nos preocupa”.

Las citadas obras en estado de abandono objeto de este escrito son las que no disponen de elementos que garanticen la seguridad frente a las personas, ya sean viandantes en las inmediaciones, curiosos que acceden a los solares o construcciones, especialmente los niños, o amigos de lo ajeno. “En cualquier caso, estamos hablando de falta de vallado o insuficiencia del mismo que impida el paso de personas no autorizadas o sin la protección adecuada en prevención de riesgos. Tampoco podemos olvidar -continúan los arquitectos-, el peligro que supone que elementos de las obras puedan caer al vacío o ser impulsados libremente al exterior por vientos dominantes, o el caso de las grúas de elevación abandonadas, elementos auxiliares como andamios, encofrados, palés, acopio de materiales y un sinfín de otras situaciones denunciables y que todos podemos intuir”.

Advierten, por último, que las obras o edificaciones, ya sean sin terminar o sin uso, se deterioran progresivamente en el tiempo, ocasionando más problemas de seguridad y cuando recuperar su estado útil supone un alto coste.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies