Constructorio

6 recomendaciones para vender tu vivienda

6 recomendaciones para vender tu vivienda
enero 30
01:11 2018

El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria realiza 6 recomendaciones para conseguir vender una vivienda

1.- Interiorizar y asumir que inicia un proceso complejo con riesgos jurídicos y económicos
Vender una vivienda no es sólo poner un cartel en el balcón o colgar un anuncio en un portal inmobiliario. La vivienda no es una mercadería común, sino que tiene importante transcendencia jurídica, económica, urbanística, registral, comunitaria y fiscal. Incluso mostrar la vivienda a desconocidos afecta a la seguridad familiar.

2.- Contratar a un API como profesional cualificado
Para evitar los riesgos inherentes solo cabe ponerse en manos de un API como profesional cualificado a fin de que para el propietario el proceso sea pacífico, sosegado y seguro. El propietario debe evitar sufrimientos innecesarios. Como consumidor tiene derecho a recibir del profesional un servicio inmobiliario transparente, completo, honesto y seguro, y con información adelantada sobre honorarios a pagar.
Obtendrá claras ventajas al contratar un API, especialmente información sobre la situación del mercado en cada zona, sobre el precio correcta de oferta de venta, sobre los aspectos jurídicos, técnicos, y fiscales derivados de la operación. Además el API negociará en su nombre, defenderá sus intereses, y realizará toda la tramitación contractual y documental oportuna. El vendedor entregará las llaves un día y se olvidará hasta acudir a la Notaría para recibir su legítimo cheque.
El vendedor es libre de elegir entre una contratación de varios agentes simultáneamente o disponer de un solo agente en exclusiva que ordene adecuadamente el proceso. No siempre se acierta con la idea de que cuantos más mejor. Existen sistemas de colaboración muy eficaces entre agentes inmobiliarios que permiten tener más opciones de una venta rápida, partiendo de un único interlocutor. El propietario debe informarse bien del sistema seguido por el agente y de su paquete de servicios antes de su contratación.

3.- Acertar en el proceso comercializador de venta
Para vender hay que hacer visible el inmueble. Lo que no se ve no se vende. El propietario debe comprobar que el profesional contratado va a seguir un plan de marketing idóneo. La publicidad de venta debe ser veraz y completa, no debe ocultarse nada, pero sí debe centrarse en los puntos fuertes que generan atracción de posibles compradores, como su estado, ubicación, distribución, luminosidad, o el mapa comercial, educativo y sanitario de la zona. Es aconsejable que el posible comprador pueda acceder de forma rápida y certera a la información que necesita.

4.- Evitar los sueños de fortuna
Ser certero en la fijación del precio evitando sueños de fortuna. El precio puede variar en función de la situación del mercado en cada momento temporal y en cada zona. Fundamental es dejarse asesorar en precio por un API cualificado, y no por vecinos, cuñados y amigos.

5.- Flexibilidad en la negociación
Quien quiere de verdad vender debe abandonar posiciones de firmeza absoluta. La compraventa es fruto de un consenso de voluntades. Según la situación del mercado inmobiliario en cada período temporal se puede ser más o menos flexible, pero en general las imposiciones de la propiedad no son aconsejables. Hay que valorar los pros y los contras ante cada propuesta. Por ejemplo se podría aceptar un precio inferior al inicialmente previsto, pero a cambio el vendedor se podría librar de una copropiedad no deseada tras un divorcio, o de un inmueble que genera muchos gastos o de un piso cerrado que se deteriora progresivamente.

6.- Preparar la vivienda para la venta
Se debe entender que la vivienda debe ser visualmente atractiva. Los posibles compradores pueden abandonar una visita en los primeros dos minutos por esta cuestión. Lo que les entra por la vista, el olfato o el oído en los primeros momentos es decisivo. Una pequeña inversión para retirar sobrecarga de muebles, pintar paredes, cambiar cortinas, adecuar habitaciones o decorar mínimamente, es sumamente necesario, especialmente en viviendas cerradas. Y en viviendas ocupadas por favor…. no mostrar el piso a primera hora de la mañana con desorden en habitaciones, o después de comer con los olores de la cocina. Un último consejo: guardar los utensilios del aseo personal de los baños durante las visitas.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies