Constructorio

Pla Dintres

mayo 31
09:04 2012

El Ayuntamiento de Barcelona activa el “Pla Dintre”, un nuevo procedimiento para que los propietarios mantengan las fincas en buen estado de conservación

Ciutat Vella es el distrito de Barcelona con más concentración de edificios más antiguos, pero la antigüedad de la construcción no tiene que ser un problema si los edificios se someten a un buen mantenimiento y si se les ha dado un buen uso a lo largo de su vida útil.

La mala conservación de algunas fincas por parte sus propietarios, a derivado en situaciones de peligro y han obligado a actuacione de emergencia y al desalojo  de las fincas. Las consecuencias más graves de estas situaciones las sufren lños propios vecions, que han de abandonar su casa por la situación de riesgo o por diversas incidencias.

Conseguir que todo el parque de vivienda tenga unas condiciones dignas

Los protocolos de actuación se basan en exigir a los propietarios de inmuebles en Ciutat Vella que tengan finca en mal estado que cumplan sus obligaciones respecto a la conservación de sus propiedades. El objetivo de la puesta en práctica de estos procedimientos es conseguir que el parque de viviendas de Ciutat Vella tenga unas condiciones diganas, y por tanto, la mejora de las condiciones de vida de los vecinos.

Los protocolos de actuación siguen los siguientes pasos:

  1. Inspección técnica de la finca
  2. Inscripción en el Registro de la Propiedad de todas las operariones relacionadas con el procedimiento.

La Inspección técnica de la finca determinará:

  • Contenido de la orden de conservación que se dictará
  • Valoración económica de la misma
  • Notificación de la orden de conservación al propietario:
  • Tendrá un mes para presentar un proyecto de obra que contenga lo definido en la orden de conservación.
  • En el caso de no presentar el proyecto se impondrá una primera multa coercitiva por un valor máximo del 30% del coste de las obras que se han de realizar
  • El propietario dispondrá de otro mes para presentar el proyecto.
  • En caso de incumplimiento se pueden imponer una segunda y tercera multa coercitiva, cada una de ellas por un valor máximo del 30% del coste de las obras.
  • Con este procedimiento el Ayuntamiento cobraría el 90% del presupuesto estimado de la obra de conservación, y podría llegar al extremo de ejecutar subsidiariamente las obras.

Este protocolo está previsto para los casos más extremos de mala conservación, en los que se aconsejaría una intervención inmediata.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies