Constructorio

Madrid incluirá al edificio Clesa en el Catálogo de Edificios Protegidos

Madrid incluirá al edificio Clesa en el Catálogo de Edificios Protegidos
mayo 24
10:21 2015

El edificio Clesa se cataloga con nivel 2 de protección grado estructural, que preserva tanto su volumetría como sus elementos arquitectónicos más destacados

Del total del conjunto, que suma 16.075 metros cuadrados, se catalogan 9.287. Quedan sin protección  2.980 metros  cuadrados que no corresponden al proyecto original

El Ayuntamiento de Madrid incluirá al edificio de la fábrica Clesa en el Catálogo de Edificios Protegidos. El Conistorio ha aprobado inicialmente la modificación del Plan General que protege el edificio de la fábrica Clesa con el nivel 2 de protección grado estructural, que preserva tanto su volumetría como sus elementos arquitectónicos más destacados.

El edificio, situado en la avenida Cardenal Herrera Oria, nº 67, fue proyectado en 1959 por Alejandro de la Sota junto con el ingeniero Manuel Ramos, y terminado en 1961. En su momento este edificio supuso un ejemplo de modernidad, de racionalidad aplicada a la arquitectura industrial y de diseño funcional que pretendía situarse en la avanzadilla de las industrias españolas.

La propuesta municipal se produce después de realizar un exhaustivo análisis del edificio, valorando tanto los aspectos formales como estructurales, y con la necesaria cooperación con la actual propiedad (Metrovacesa), que ha colaborado activamente, al entender las cualidades y oportunidades de valoración de este edificio.

Tras los estudios realizados, el Ayuntamiento propuso a la Comisión Local de Patrimonio Histórico, la protección de las dos naves principales, las oficinas adjuntas y el cuerpo de vestuarios y acceso, dejando el resto de los volúmenes fuera de la catalogación. Del total del conjunto, que suma 16.075 metros cuadrados, se catalogan 9.287. Quedan sin protección 2.980 metros  cuadrados que no corresponden al proyecto original.

Descripción del edificio

La fábrica se organiza físicamente en tres grandes naves paralelas, rodeadas por cuatro plantas de oficinas en “L” al Norte y Oeste. Además consta de dos módulos separados y unidos por sendos puentes que acogen, uno los vestuarios y cocina en la fachada principal, y el otro, al fondo, laboratorios y recepción de leche. También existen otras edificaciones separadas que no corresponden al proyecto original.

Las oficinas de administración colindantes a la nave principal configuran la fachada oeste y parte de la norte, por donde se realiza el acceso principal. Los garajes, calderas y otros servicios se sitúan separadamente.

Elementos fuera de catalogación

Como se ha dicho, la fábrica está integrada por la suma de distintos cuerpos dentro de los cuales, los valores fundamentales se centran en los volúmenes de las dos naves principales.

El resto – la nave lateral izquierda, la nave trasversal del fondo sur y el cuerpo de laboratorios-, constituyen elementos de menor o escaso valor arquitectónico, dentro de la gran superficie total. El resto de las distintas edificaciones secundarias son añadidos posteriores que se van produciendo, en función de las necesidades, a partir de 1979, que no pertenecen al proyecto original  y que carecen de cualquier tipo de interés.

Los tres elementos que la propuesta municipal excluye de la catalogación suman un total de 3.807 metros cuadrados. Son una nave que nada tiene que ver con las dos espectaculares naves principales adyacentes; un elemento trasero aislado y unido por un puente elevado sin valor arquitectónico especial; y  una nave que tampoco tiene valor arquitectónico.

La propuesta municipal pretende valorar y definir adecuadamente los volúmenes arquitectónicos fundamentales, de manera que se conserven los valores esenciales del original, favoreciendo la posibilidad de implantar un programa viable en el conjunto resultante, que conserve todos los valores esenciales de la arquitectura del autor, y que permita, en definitiva, su puesta en valor, su mantenimiento y su conservación.

El documento, que cuenta con el visto bueno de la Comisión Local de Patrimonio Histórico, será sometido a un periodo de información pública de un mes a partir de su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. Posteriormente será enviado al Pleno para su aprobación provisional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies