Constructorio

Subscripción a Constructorio

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

ADECES califica de poco ambicioso el Proyecto de Ley de Rehabilitación

Mayo 05
14:16 2013

Según la Asociación Pro Derechos Civiles Económicos y Sociales no cumplirá los objetivos establecidos por el Gobierno

adecesADECES (Asociación pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales) califica de pobre y poco ambicioso el proyecto de Ley de Rehabilitación y estima que no dará cumplimiento a los objetivos anunciados por el Gobierno en su presentación.

Falta de compromisos estratégicos: con el empleo y la eficiencia energética

ADECES entiende que los 627 millones de euros de ayudas públicas que se destinarán en los próximos tres años a la rehabilitación, regeneración y eficiencia energética según anunció la ministra en la presentación de las nuevas medidas sobre vivienda no se acercan ni de lejos a lo que España necesita para recuperar el crecimiento y la creación de empleo en la construcción y para que el sector de la edificación contribuya de manera significativa a reducir su participación en el consumo final de energía del país (17% del total), que tiene una dependencia energética del exterior del 80%.

Según estos datos las ayudas destinadas anualmente a la rehabilitación, regeneración y eficiencia energética representan 209 millones de euros, es decir, aportaciones para poco más de 17.000 actuaciones en edificios al año.

Los datos de desempleo en el sector (más de un millón en los últimos tres años) y los de la balanza energética española de 2012 son elocuentes: en un año de recesión económica (caída del PIB del 1,4% respecto a 2011), el saldo energético en noviembre arrojaba un déficit acumulado anual de 42.400 millones de Euros, un 18,6% más sobre el mismo período del año anterior.

Es decir España tiene en el empleo y en la energía un problema estructural y estratégico y, por tanto, todos los sectores deben reducir significativamente su demanda energética.

La edificación no puede seguir postergando su compromiso con la eficiencia energética y las autoridades públicas deben impulsarlo sin ambages.

Falta de compromisos con la mejora de la calidad: mejoras acústicas y de seguridad

Según la ministra, basándose en la encuesta de 2010 del CIS, el 38 % de los españoles declara no estar satisfecho con el aislamiento térmico de su hogar y, este dato, junto con otros objetivos justifican un plan de rehabilitación y una mención específica a la eficiencia energética.

Sin embargo, la misma encuesta del CIS señala que el 42% de los españoles se declaran insatisfechos del aislamiento contra el ruido, y este porcentaje no ha merecido ninguna atención en el proyecto de Ley de Rehabilitación.

No obstante, no son sólo las encuestas las que exigen que el Gobierno preste atención a un problema con consecuencias para salud como es el ruido. Los datos objetivos sobre normas y viviendas ponen de manifiesto que es preciso invertir para mejorar la calidad de la edificación existente.

De los 25,5 millones de viviendas, un 58% están construidas sin ninguna exigencia térmica y un 68% sin exigencias acústicas. Estos porcentajes se elevan al 93% si se agregan las viviendas construidas bajo el paraguas de las exiguas y derogadas normas térmicas y acústicas de 1979 y 1988.

Falta de protagonismo de los propietarios de viviendas

El proyecto de Ley de Rehabilitación, al igual que planes anteriores de otros gobiernos, descansa sobre la actividad promotora en comunidades de vecinos o en zonas a rehabilitar, pero olvida clamorosamente a los propietarios de las viviendas, ya sean estas unifamiliares o estén localizadas en edificios. Con ello se discrimina a la propiedad y se retrasa, por compleja, la toma de decisiones sobre la rehabilitación.

El CTE como paradigma

ADECES, que desde la aprobación del CTE ha mantenido una posición crítica con el mismo por sus claras insuficiencias y por el retraso constante en su aprobación, quiere llamar de nuevo la atención del Gobierno sobre el retraso acumulado en su actualización, lo que unido a los períodos de carencia que emplea la administración española para la entrada en vigor de este tipo de normas técnicas, hace temer a la asociación que buena parte del dinero público que se gaste con este exiguo plan de rehabilitación se hará bajo el paradigma de una norma (CTE) deficiente.

Rehabilitación vs plan PIVE

ADECES advierte que estas ayudas deben de ser transparentes y equitativas.

En este sentido ADECES censura que el ejecutivo haya usado el pasado año fondos destinados a la eficiencia energética para ayudas al sector del automóvil, conocidas como Plan PIVE (75 millones de euros).

En este año, a pesar de los críticos momentos del sector de la construcción, de nuevo las ayudas al automóvil superarán con sus dos programas (225 millones) los 209 millones destinados a la rehabilitación.

No todo son críticas

La asociación considera que el proyecto contiene aspectos positivos como autorizar ocupar los espacios libres o de dominio público o las superficies comunes de uso privativo para la instalación de ascensores o aislantes que reduzcan la demanda energética anual del edificio en un 30%.También valora positivamente la obligación de que las intervenciones en los edificios existentes tengan que cumplir con el Código Técnico de la Edificación, sobre todo, si su próxima actualización lo equipara a las legislaciones de nuestro entorno.

También resulta útil la prohibición de empeorar las condiciones preexistentes relacionadas con las exigencias básicas que señala el CTE.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies