Constructorio

Comienzan las obras de restauración del claustro de la catedral de Tudela

mayo 30
23:53 2013

Se estima que durarán tres años y tendrán un coste total de 1.850.000 euros

El Gobierno de Navarra ha iniciado las obras de restauración del claustro y las dependencias anexas de la Catedral de Tudela, cuyos trabajos se estima tendrán una duración de tres años y un presupuesto global de 1.800.000 euros. El consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha presenciado el comienzo de los trabajos.

Tanto el claustro como las dependencias meridionales de la catedral de Tudela que limitan con él requieren de varias intervenciones. El programa de rehabilitación resolverá en una primera fase el deterioro de la cubierta. En una segunda fase, dará solución a los graves problemas de conservación que presentan los capiteles del claustro. Finalmente, abordará en una fase posterior los problemas de las dependencias meridionales que lindan con el claustro, que presentan hundimientos del firme y daños y apuntalamientos en los muros.

El consejero Sánchez de Muniáin y técnicos de su Departamento presenciado el comienzo de los trabajos

En lo relativo al claustro, el desglose de los trabajos y de sus fases es el siguiente: renovación de las cubiertas y reparación del artesonado del techo, restauración de los capiteles y de las arquerías, restauración del jardín, ventilación del pavimento en el subsuelo para evitar la acumulación de humedad, limpieza y reparación de muros perimetrales y carpinterías e instalación de electricidad e iluminación.

Este primer proyecto, elaborado por el personal de la Dirección Genera de Patrimonio Histórico, tendrá un coste aproximado de 650.000 euros, y se ejecutará este año. Está previsto acometer la segunda fase en 2014, con unos 600.000 euros de presupuesto y una tercera, con otros 600.000, en 2015.

Escultura monumental del claustro

Desde 2003, la Dirección General de Cultura-Institución Príncipe de Viana realiza un seguimiento de la escultura monumental del claustro, que sufre un proceso de deterioro importante (pérdida de la escultura monumental románica), detectado a mediados del pasado siglo pero que en los últimos años se muestra más agresivo.

Pese a que se realizan dos intervenciones en 2004 y 2005, a cargo de la empresa Artelán, el deterioro continua. Además, el Departamento también ha intervenido de urgencia para asegurar puntos extremadamente frágiles en varias ocasiones.

Para conocer las causas del deterioro y plantear la intervención restauradora más correcta se realizaron diversos estudios. La empresa Artelán realizó el primero de ellos en 2003, y en 2009 se encargó un segundo estudio que realizaron la citada empresa y el equipo de geólogos de la Universidad de Zaragoza, “Arbotante”, dirigidos por Pep Gisbert, quien describió por primera vez la patología que presenta la piedra campanil con la que está construida la catedral de Tudela.

Estos trabajos permitieron conocer qué mecanismos operan para provocar el nivel de destrucción, pero no establecieron conclusiones sobre la solución de rehabilitación definitiva. Por ello, y con el fin de avanzar en estas soluciones que permitan detener el deterioro, se celebró una jornada de trabajo en Tudela, el 14 de septiembre de 2012, a la que asistieron especialistas sobre el tema (del Instituto de Patrimonio cultural de España, del Gobierno de Navarra, otras Comunidades, empresas y universidad). Las propuestas y conclusiones de la jornada están siendo valoradas ahora antes de que se aborde su restauración.

La catedral de Tudela

La catedral de Tudela es uno de los edificios históricos más destacados de Navarra, tanto por el interés arquitectónico del templo y de sus dependencias como por los bienes fijos y muebles que contiene, así como por las dimensiones del conjunto. Es, también, uno de los primeros edificios de Navarra que en el siglo XIX fueron declarados monumento nacional.

Es un templo tardorrománico cisterciense de grandes dimensiones, que se comenzó a construir a finales del siglo XII durante el reinado de Sancho VI el Sabio, que pasó el testigo a su hijo Sancho VII el Fuerte, que a su vez lo pasó a su sobrino Teobaldo I. Utilizó algunos de los cimientos de la Mezquita Mayor de Tudela (siglos IX a XI). Como las orientaciones de los dos templos no coincidían, la mezquita fue destruida para edificar el nuevo templo y sólo se aprovecharon algunos de sus cimientos.

Inicialmente sirvió como colegiata, pasando a ser catedral cuando en el siglo XVIII Tudela se segregó de la diócesis de la vecina Tarazona.

0 Comentarios

No hay comentarios todavía!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies