Constructorio

Adif finaliza la construcción del viaducto sobre el río Nervión (Bizkaia)

abril 19
11:32 2013

El viaducto tiene 438 metros de longitud y salva el río Nervión, la carretera BI-625 y la línea de ferrocarril Castejón-Bilbao

El tramo Galdakao-Basauri tiene una longitud de 3,5 kilómetros, de los que más del 75% discurren bajo tierra

Adif ha finalizado la construcción del viaducto sobre el río Nervión incluido en el tramo Galdakao-Basauri, de la Línea de Alta Velocidad Vitoria/Gasteiz-Bilbao-San Sebastián-frontera francesa.

Adif finaliza la construcción del viaducto sobre el río Nervión (Bizkaia)El viaducto, que tiene una longitud de 438 metros, salva el cauce del río Nervión, la línea de ferrocarril Castejón-Bilbao, la carretera BI-625, y el ramal de accesos a Zarátamo y Arrigorriaga. Se apoya sobre siete pilas y dos estribos, con alturas que van desde los 4,5 hasta los 13 metros.

El tablero (plataforma superior) tiene una anchura de 14 metros en los que albergará doble vía de ancho internacional, y creará 6 vanos (espacio entre pilas y estribos) con luces que van de los 41 a los 115 metros. Debido a la magnitud de las luces alcanzadas sobre el río, y la dificultad técnica y medioambiental de apoyarse en el cauce fluvial, el tablero se ha ejecutado empleando dos métodos constructivos diferentes: con dovelas sucesivas (voladizo) para los vanos largos, y mediante cimbra cuajada (convencional) en los vanos cortos.

El tramo Galdakao-Basauri, con una longitud de 3,5 kilómetros, incluye la construcción del túnel de Zarátamo, de 2.728 metros de longitud y el viaducto del Nervión, de 438 metros de longitud, por lo tanto, más del 75% del trayecto discurre bajo tierra.

En este momento se trabaja en 10 tramos del ramal Vitoria/Gasteiz-Bilbao (encomendado a Adif) de la Línea de Alta Velocidad Vitoria/Gasteiz-Bilbao-Donostia/San Sebastián, es decir, en más del 51,9% del trazado sin contar los accesos a las dos capitales vascas. A ellos hay que sumar el 19,8% del trayecto ya terminado, que se corresponde con los 15,7 kilómetros de los tramos Arrazua/Ubarrundia-Legutiano I, Arrazua/Ubarrundia-Legutiano II, Abadiño-Durango y Arrasate/Mondragón-Elorrio.

Medidas medioambientales

Adif invierte hasta el 12% del coste total de las obras en la protección medioambiental del trazado, aplicando medidas de protección del entorno natural en todos los proyectos de construcción de nuevas líneas ferroviarias, ajustándose a las estipulaciones de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), además de realizar otras mejoras en el entorno ambiental.

Al término de la obra en el tramo Galdakao-Basauri, y para la total integración de la infraestructura con el entorno, se revegetarán 112.023 metros cuadrados -algo más de once campos de fútbol- con arbustos y plantas herbáceas. También se replantarán más de 5.480 árboles autóctonos. En el trazado entre Vitoria/Gasteiz y Bilbao se revegetarán más de 2.433.132 metros cuadrados (equivalentes a 243 campos de fútbol), con arbustos y herbáceas, y se replantarán un total de 118.623 árboles autóctonos.

Conscientes de la necesaria integración de las grandes obras en el entorno, la protección de las zonas por las que discurren los nuevos trazados incluye medidas previas y posteriores a la realización de las mismas. Estas medidas afectan tanto al entorno natural como al urbano, y contribuyen a minimizar el posible impacto de las obras.

Entre las medidas propias de esta obra figura la protección de los arroyos, sistemas fluviales y de la calidad de las aguas con la consiguiente elaboración de planes de vigilancia ambiental del propio proyecto constructivo.

Características de la nueva línea

La Línea de Alta Velocidad Vitoria/Gasteiz-Bilbao-San Sebastián forma parte del Proyecto Prioritario nº 3 del Eje Atlántico Ferroviario europeo, dando continuidad en territorio español a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria, prolongándola hasta la frontera francesa.

La inversión total estimada de la nueva línea asciende a 4.178 millones de euros. Adif se encarga de la construcción de la plataforma entre Vitoria/Gasteiz y Bilbao, mientras que el Gobierno de España ha acordado con el Gobierno de la Comunidad Autónoma del País Vasco la construcción del corredor guipuzcoano (Bergara-Irún/San Sebastián) mediante anticipos sobre el CUPO, que serán reintegrados por el Gobierno de España. Toda la financiación de la Línea de Alta Velocidad la asume el Gobierno de España.

Financiación Europea

En el periodo 2000-2006 los estudios y proyectos de la Línea de Alta Velocidad Vitoria/Gasteiz-Bilbao-Donostia/San Sebastián han sido cofinanciados por las Ayudas RTE-T (Redes Transeuropeas de Transporte) por importe de 16 millones de euros.

Las Ayudas RTE-T cofinanciarán en el periodo 2007-2013, las obras de plataforma de los tramos Arrazua/Ubarrundia-Elorrio, Abadiño-Galdakao y Astigarraga-Irún con una ayuda de 57,6 millones de euros, así como la elaboración de los proyectos constructivos finales del tramos Elorrio-Bergara y Bergara-Arrasate/Mondragón y el diseño del equipo de suministro eléctrico ferroviario para la línea, con una ayuda de 2,4 millones de euros.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) colabora en la financiación de este proyecto.

Principales beneficios

La nueva línea de alta velocidad permitirá la interconexión de las tres capitales vascas con línea de alta velocidad, lo que redundará en un incremento de la capacidad y la regularidad en todo el recorrido, un aumento del confort, y de la seguridad con la adopción de tecnologías punta, y la ausencia de pasos a nivel a lo largo de todo el recorrido.

Además, la nueva infraestructura facilitará el establecimiento de un nudo ferroviario en Vitoria-Gasteiz, permitiendo el acceso desde el resto de España, y la interconexión con la red internacional. Los tiempos de viaje entre Vitoria-Gasteiz y Bilbao serán de 28 minutos; entre Vitoria-Gasteiz y San Sebastián será de 34 minutos; y de 38 minutos entre Bilbao y San Sebastián.

Estudios realizados por el Gobierno Vasco estiman que la conexión ferroviaria entre Vitoria y Bilbao permitirá eliminar de las carreteras más de 5.000 vehículos y unos 1.100 camiones diariamente, lo que posibilitará el ahorro de hasta 8.100 horas de viaje.

Estos mismos estudios apunta a que el tren de alta velocidad evitará una emisión a la atmósfera de 425 toneladas diarias de CO2, que corresponden a un consumo de 27.000 litros de combustible, así como la menor emisión de carbono, óxido de azufre y otros compuestos químicos y orgánicos a la atmósfera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies