Constructorio

Subscripción a Constructorio

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

El consumo de áridos sufre el mayor desplome de la historia, con un descenso nacional del -35%

Mayo 31
01:10 2013

El descenso del consumo de 112,5 millones de toneladas (-34,97%) de áridos naturales en el sector de la construcción, a los que hay que añadir 0,7 millones de toneladas de áridos reciclados, representa una caída del -76,82% desde el máximo previo a la crisis (2006), momento en el que la producción era de 486 Mt

Además, se ha producido un nuevo retroceso en el consumo de áridos para aplicaciones industriales, tales como cementos, vidrios, cargas, filtros, industria química, siderurgia y metalurgia, etc., hasta los 25 millones de toneladas (-24,2%). Por lo tanto, el consumo total de áridos, en el año 2012, ha sido de unos 137,5 millones de toneladas (-33,25%).

Se estima en 550 millones de euros el volumen de negocio del sector de áridos para la construcción, excluido el transporte. La caída acumulada en términos constantes, desde 2007 hasta 2012, es del -81%.

Además de la busca disminución de la demanda experimentada desde 2007, el sector de los áridos y, por extensión, los de la mayoría de productos de construcción, siguen atravesando por una situación de estrangulamiento del capital circulante que está afectando a muchas de sus empresas, por estar sometidas al doble esfuerzo de fabricar y enviar los productos sin ningún tipo de cobertura de riesgo y, simultáneamente, tener que soportar la tensión de tesorería que supone cobrar, en muchos casos, a más de 240 días, con la posibilidad real de que el cobro no se llegue a producir.

Esta situación ha supuesto la destrucción de cerca de 6.500 puestos de trabajo directos y 22.500 puestos de trabajo indirectos desde el inicio de la crisis.

En otro orden de cosas, la caída del consumo de áridos para la construcción en 2012 muestra unaevolución territorial muy desigual, situándose en los extremos de mayor retroceso la Comunidad Valenciana (-58,2%), Castilla-La Mancha (-42,6%) y Canarias (-40,2%).

Navarra, Cantabria y Asturias son, por este orden, las Comunidades Autónomas con menor incidencia desde el inicio de la crisis, mostrando retrocesos ya por encima del -50%. En el otro extremo se sitúan la Comunidad Valenciana, Madrid, Canarias, la Región de Murcia y Andalucía, con retrocesos superiores al -80%.

Desde 2006, cuando el consumo de áridos por habitante en España era uno de los más importantes de Europa, con cerca de 12 toneladas/habitante/año, esta cifra ha sufrido una reducción considerable, hasta 2,4, situándose netamente por debajo de la media europea (5,2 toneladas/habitante/año). Estos valores son más propios de países subdesarrollados del tercer mundo que de una economía occidental integrada en la UE como la española.

Destacan por lo negativo de los valores que presentan, la Comunidad de Madrid (1,1 t/hab./año), la Comunidad Valenciana (1,3 t/hab./año) y Canarias (1,4 t/hab./año). Navarra (6,5 t/hab./año) y Cantabria (5,2 t/hab./año)  son las únicas Comunidades Autónomas con consumos superior o igual a la media europea.

Actualmente, España, que se encontraba en segunda posición en 2006, ocupa el octavo lugar de Europa en producción total de áridos, por detrás de Alemania, Rusia, Francia, Turquía, Polonia, Italia y el Reino Unido. Existen grandes probabilidades de que España pase al decimotercer puesto a finales de 2013, siendo rebasado por Austria, Rumanía, Finlandia, Bélgica y Suecia.

Perspectivas para 2013 y 2014

La situación para este año 2013 es de un nuevo parón en la obra civil, sin ninguna contrapartida en la edificación, lo que hace prever unas nuevas caídas en el consumo de áridos que se encontrarán en el entorno del -20% o del -25%, pudiéndose llegar a rebasar esas cifras, por lo que el consumo a final de 2013 podría situarse en la horquilla 85 y 90 millones de toneladas.

En esa fecha, el consumo por habitante habrá caído por debajo de las 2,0  toneladas/habitante/año y España ocupará el último lugar de Europa.

Tras siete años consecutivos de bajadas contundentes, el mercado ha quedado tan contraído que, si en 2014 se reactivase levemente la construcción, se podría producir la paradoja de un mercado que crecería a ritmos de dos dígitos y que, sin embargo, continuaría inmerso en una crisis extrema.

Etiquetas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies