Constructorio

Subscripción a Constructorio

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

Patentan un material específico a base de fibras para rehabilitar la casa museo Gaudí del Parc Güell de Barcelona

mayo 20
23:07 2013

Un equipo de la UPC ha desarrollado un nuevo tipo de hormigón, HALF, conjuntamente con la empresa PROMSA, para rehabilitar edificios antiguos

El nuevo material se está aplicando, por primera vez, en la restauración de la casa museo Gaudí del Parc Güell de Barcelona y se presentará en el en Salón Internacional de la Construcción, Construmat 2013, del 22 al 24 de mayo.

El Grupo de Tecnología de Estructuras de la Universidad Politècnica de Catalunya, BarcelonaTech (UPC), en colaboración con la empresa PROMSA, participa en la rehabilitación de la casa museo Gaudí del Parc Güell de Barcelona con la aplicación, por primera vez, de un nuevo tipo de hormigón ligero, autocompactante, con fibras, que ha sido desarrollado por el mismo grupo y está patentado. Se trata de un material específico que mejora la rehabilitación de edificaciones antiguas, ya que es más resistente y ligero, más fácil de aplicar y más económico que los convencionales. El material se presentará en el Salón Internacional de la Construcción, Construmat 2013, del 22 al 24 de mayo en el recinto de Gran Vía de Fira de Barcelona.

El hormigón HALF aporta rigidez a la estructura del edificio, ligereza al conjunto y tiene una aplicación fácil, rápida y segura, ya que se distribuye de forma homogénea en la superficie. Una vez aplicado, en un plazo de 48 horas se puede pisar. Está destinado principalmente a rehabilitar o completar forjados preexistentes, como complemento a la típica ‘bóveda catalana’. Es también un producto idóneo para estructuras con forjados donde se utilice chapa colaborante (mixta), ya que aporta el peso necesario que requiere este tipo de elemento, ofrece la resistencia necesaria y garantiza que el elemento se pueda llenar y sea macizo.

Aplicación innovadora en la casa museo Gaudí

La primera aplicación del nuevo hormigón se está llevando a cabo en la rehabilitación de la casa museo Gaudí del Parc Güell de Barcelona, obra que dirigen Juan Giribet y Jordi Coll, arquitecto de la Sagrada Familia. Los forjados del edificio, como ocurre en otras edificaciones antiguas del Ensanche de Barcelona, están formados por vigas unidireccionales con una bovedilla cerámica entre ellas, y un relleno posterior, que suele ser de material cerámico y residuos de la construcción. Este tipo de edificación suele presentar problemas de movimientos, lo que provoca que las baldosas se despeguen, con riesgo para el usuario y con los problemas de durabilidad y seguridad que implican.

Cuando con el paso del tiempo o el cambio de función de estos edificios se requieren actuaciones de rehabilitación de los mismos, es necesario no aumentar el peso de la estructura y adecuar la puesta en obra del material de relleno a las circunstancias urbanas, para reducir al mínimo el tiempo de ocupación de la vía pública.

El hormigón HALF, al ser autocompactante, por su propia gravedad ocupa todo el volumen del recinto al que va destinado, eliminando las pocas partículas de aire que puedan quedar ocluidas en el interior del producto. El material tiene capacidad de auto-nivelarse, con lo que cuando se aplica se obtiene una superficie plana y al nivel deseado. Es más ligero que el convencional, ya que tiene una densidad inferior (por debajo de los 2.000 kg/m3) a la de los hormigones convencionales (de 2.400-2.500 kg/m3), y aporta en conjunto una baja carga en cuanto a peso a la estructura, aunque tiene más resistencia que los hormigones ligeros convencionales.

Una de las innovaciones más importantes es que contiene fibras poliméricas, lo que permite sustituir la tradicional malla electrosoldada que hace de grapa. Además, evita la generación de fisuras indeseadas en las superficies.

Con la utilización del HALF, la estrategia es eliminar la superestructura de la obra a rehabilitar, que no desarrolla ninguna función resistente, mantener el arco de mampostería y los perfiles guía. Posteriormente, se aplica el HALF y finalmente se puede restituir el entramado de baldosas.

Otra de las ventajas del hormigón es que, mediante la dosificación de aditivos específicos, puede ser depositado en el punto de aplicación mediante un sistema de bombeo y mangueras, a diferencia del hormigón ligero convencional en que esto es muy difícil. Debido a las dificultades de acceso a las obras de rehabilitación, se hace muy importante lograr la bombeabilidad del producto, es decir, el transporte con facilidad y de forma rápida desde el camión hormigonera hasta su punto de uso, incluso con bombas de pequeñas dimensiones, que permiten el acceso a todo tipo de obras.

HALF es el resultado de un trabajo de investigación dirigido por Antonio Aguado, del Grupo de Tecnología de Estructuras de la UPC, con sede en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Barcelona, en colaboración con PROMSA. Para determinar la fórmula correcta y garantizar las características del producto se han hecho muchos ensayos previos y campañas experimentales. La investigación ha dado fruto también a una tesis doctoral de Nayara S. Klein.

Casa museo Gaudí

La casa museo Gaudí, inaugurada el 28 de septiembre de 1963, fue la residencia del arquitecto Antoni Gaudí (1852-1926) en el Parque Güell, desde 1906 hasta finales de 1925. Reúne una colección privada abierta al público que muestra la vertiente más íntima de Gaudí. Desde el mes de diciembre de 2012, sin emabrgo, está cerrada por las obras de rehabilitación.

En la casa, el recuerdo de Gaudí convive con la exposición de muebles y objetos que el arquitecto diseñó. Estas obras son elementos clave para profundizar en su manera de proyectar y trabajar, y a la vez para conocer el sistema de producción artesanal en Catalunya en la época del Modernismo.

La función original de la casa, como ‘casa muestra’ del Parc Güell, es un valor añadido de la institución. El Parc Güell, uno de los principales proyectos de Gaudí, se pensó como urbanización privada, aunque hoy es un espacio público.

Desde 1992, la casa museo Gaudí es patrimonio de la Fundación Junta Constructora del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia. El Patronato de la Junta ejerce la representación y la gestión del centro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies