Constructorio

La Comunidad regenerará el paisaje urbano de cuatro barrios de Madrid soterrando las cocheras de Metro

febrero 20
19:56 2014

Los inmuebles se destinarán a la construcción de viviendas, zonas verdes y centros comerciales, uno de ellos en Ventas

Metro de Madrid regenerará el paisaje urbano de cuatro barrios emblemáticos de Madrid gracias a un ambicioso Plan Inmobiliario por el que se pondrán a disposición de los madrileños más de 95.000 metros cuadrados de superficie actualmente ocupados por cocheras e instalaciones de la compañía. Esta operación supondrá una importante fuente de ingresos para Metro de Madrid, que obtendrá 40 millones de euros este mismo año y 120 en total cuando concluya el proceso a finales de 2017, y dotará a la ciudad de nuevas infraestructuras, zonas verdes, equipamientos y centros comerciales, según destacó el portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria.

El Consejo de Gobierno conoció hoy un informe sobre este Plan Estratégico Inmobiliario de Metro, que prevé la venta de diferentes instalaciones de Metro y suelo propiedad de la Comunidad de Madrid para destinarlo a zonas residenciales, comerciales, oficinas, espacios verdes y equipamientos públicos. Gracias a esta operación, la ciudad experimentará una mejora dotacional y urbana y, al mismo tiempo, Metro reducirá sus costes, por lo que tendrá más recursos para continuar mejorando la calidad del servicio que presta a sus clientes.

El plan se enmarca en un protocolo de colaboración suscrito entre Metro y el Ayuntamiento de Madrid para la regeneración urbana de diferentes puntos de la ciudad afectados por la infraestructura ferroviaria metropolitana y establece actuaciones en cuatro ámbitos. Concretamente, en las cocheras de Plaza de Castilla, la parcela de la calle Granada-Cavanilles, en Pacífico, y los depósitos de Ventas y Cuatro Caminos.

En este primer año, Metro prevé facturar 40 millones por parte de las empresas que compren el suelo, con las que la compañía pactará los hitos urbanísticos que se irán desarrollando en los próximos tres años.

Plaza de Castilla

El primer espacio incluido en este Plan que obtendrá la aprobación definitiva por parte del Ayuntamiento de Madrid para su reordenación será Plaza de Castilla. Este depósito, de más de 18.000 metros cuadrados, es propiedad de Metro de Madrid en un 70%, mientras que el 30% restante pertenece a la Comunidad de Madrid. Para poner en valor el suelo se soterrará el actual depósito, lo que permitirá la creación de nuevos espacios públicos de recreo en la superficie. Con este fin, tanto Metro como la Comunidad han cedido espacios para los posibles nuevos equipamientos que sean demandados por los vecinos de la zona.

En Plaza de Castilla está prevista la construcción de tres edificios, de los que dos serán propiedad de Metro y uno de la Comunidad de Madrid. Los dos edificios de Metro se destinarán a oficinas de logística del transporte y al uso de la Administración regional, lo que permitirá un ahorro a la Comunidad de Madrid en el alquiler de inmuebles para la prestación de sus servicios, al poder concentrar en este inmueble varias de sus oficinas.

Los nuevos edificios que se construyan podrán albergar también usos comerciales y un parking, conforme a los usos permitidos por la nueva ordenación municipal. Metro obtendrá ingresos por la concesión del derecho de uso de sus propiedades. Respecto a los plazos, la compañía estima que el desarrollo en este ámbito comenzará a construirse a finales de 2015 y la obra se prolongará durante dos años. No obstante, los plazos son orientativos, puesto que cada uno de los desarrollos requerirá, entre otros trámites, proyectos de reparcelación, urbanización y licencias de construcción, cuya gestión no es competencia de Metro de Madrid.

Ventas

En el caso del depósito de Ventas, que cuenta con más de 32.000 metros cuadrados de edificabilidad y más de 20.000 de superficie, también se llevará a cabo una renovación de la infraestructura e instalaciones de Metro, soterrando las cocheras actuales para continuar dando servicio a la red suburbana. Metro estima que el mejor aprovechamiento posible de este depósito se obtendría a través de un uso terciario comercial, por lo que ya está estudiando con el Ayuntamiento la posibilidad de desarrollar un centro comercial.

La implantación de usos comerciales en este ámbito no sólo será una fuente de empleo y riqueza en la región, sino que, además, supondrá para Metro una mejor rentabilidad, que le permitirá afrontar la ejecución de las infraestructuras necesarias que se generan para la empresa como consecuencia del desarrollo del Plan Inmobiliario, como es el soterramiento de la infraestructura y nueva sede social en el depósito de Canillejas. El área de Ventas contará asimismo con una zona verde de más de 6.000 metros cuadrados.

Metro prevé el inicio de las construcciones en este ámbito a finales de 2015 y su terminación para 2017.

Cuatro Caminos y Cavanilles

Cuatro Caminos, por su parte, con más de 62.000 metros cuadrados de edificabilidad, se destinará fundamentalmente a uso residencial, incluyendo viviendas de protección pública, admitiendo también en menor proporción uso terciario, de administración pública y una nueva zona verde. El inicio de su construcción se prevé para 2016 y el final en 2018.

Similar transformación experimentará la zona de Granada-Cavanilles, en Pacífico, cuyos 31.000 metros cuadrados también se destinarán a uso residencial, terciario, equipamiento básico para los vecinos y zonas verdes.

La actuación en esta última zona, la de Cavanilles, supondrá el traslado de la sede central de Metro de Madrid a sus instalaciones en la zona de Canillejas, donde actualmente se encuentran los Talleres Centrales de la compañía.

Para este traslado será necesario construir un nuevo edificio en el que también se instalarán otros departamentos de Metro que hoy en día desarrollan su labor en inmuebles alquilados. De este modo se conseguirán mayores sinergias y una disminución de costes en la producción y operación de Metro de Madrid, mayor eficiencia de rendimientos en la organización, ahorro en el alquiler de inmuebles, ahorros logísticos y mayor eficacia en la actividad diaria.

El desarrollo de Granada-Cavanilles terminará de construirse a mediados de 2017, tras dos años de obras, estando igualmente prevista la finalización de la nueva sede social de Metro en 2017, por lo que el traslado podría realizarse a principios de 2018.

Aprovechamiento de subestaciones en desuso

El Plan Inmobiliario de Metro contempla actuaciones menores en otras propiedades de la compañía, como son la integración en la trama urbana de antiguas subestaciones en desuso actualmente, en los distritos de Carabanchel y Salamanca.

Además de este plan inmobiliario, Metro está inmerso en un proceso de captación de fondos con la potenciación de nuevas líneas de negocio. Se trata, principalmente, de una nueva línea comercial, en la que la compañía ofrece a otras empresas o instituciones sus instalaciones para realizar sus eventos comerciales o publicitarios, así como los servicios de consultoría y asesoría que la compañía realiza a otras empresas de todo el mundo relacionadas con el transporte.

Además, Metro ha iniciado un proceso de reducción de gastos, en el que destaca la puesta en marcha de un Plan de Ahorro Energético, que reportará a Metro un ahorro de 12 millones de euros con medidas que reducirán el consumo energético de la compañía, así como la eliminación de gastos no esenciales para el servicio de transporte.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies