Constructorio

Iberdrola construye tres Parques Eólicos en Brasil

abril 02
11:16 2013

IBERDROLA y Neoenergia impulsan estas instalaciones tras resultar vencedoras en la licitación A-3 de agosto de 2010 para la promoción de las energías renovables, organizada por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) en el marco del Programa de Aceleración Económica del Gobierno brasileño

IBERDROLA  y el holding brasileño Neoenergia, en el que la Compañía tiene una participación del 39%, han construido en Brasil los parques eólicos de Mel II, Caetité II y Caetité III, que suman 80 megavatios (MW) de potencia

Iberdrola construye tres Parques Eólicos en Brasil

Parque eólico de Mel II (Brasil)
IMAGEN IBERDROLA

Las tres instalaciones cuentan con tecnología de Gamesa, empresa de referencia para IBERDROLA a la hora de equipar sus proyectos renovables en el mundo, que ha fabricado los equipos en el municipio de Camaçarí, en el Estado de Bahía. Además, IBERDROLA INGENIERÍA, ha sido la encargada de todo el proyecto de construcción de estos tres parques eólicos.

Mel II, ubicado en el Estado de Rio Grande Do Norte, tiene una capacidad de 20 MW y ya ha superado la fase de puesta en marcha. La instalación dispone de 10 aerogeneradores del modelo Gamesa G90, de 78 metros de altura y una potencia nominal de 2 MW.

Por su parte, Caetité II y Caetité III, en el Estado de Bahía, tienen una capacidad de 30 MW cada uno y acaban de superar la fase de instalación. Los parques están constituidos cada uno por 15 aerogeneradores, también del modelo G90 de Gamesa.

IBERDROLA está desarrollando en Brasil, en consorcio con Neoenergia, 10 parques eólicos que alcanzarán una capacidad de 288 MW, en lo que es su principal proyecto en energía eólica terrestre.

En concreto, éste incluye el complejo eólico de Calango, compuesto por cinco parques que suman 150 MW de potencia, el complejo de Caetité (90 MW), formado por tres parques de 30 MW de capacidad, y los parques eólicos de Mel II (20 MW) y Arizona I (28 MW).

La potencia de estas 10 infraestructuras eólicas permitirá generar la energía suficiente como para suministrar electricidad a cerca 450.000 brasileños, evitando además la emisión anual a la atmósfera de 510.000 toneladas de CO2.

Asimismo, la fase de construcción de todos estos parques está propiciando la creación de unos 200 puestos de trabajo y, cuando se produzca su puesta en marcha, otros 20 profesionales serán contratados para su operación y mantenimiento.Estos 10 proyectos eólicos brasileños están siendo financiados a través del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y el Banco de Brasil, gracias a la firma de sendos créditos que suman un montante total de 300 millones de euros.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies