Constructorio

El Primer Misterio de Gloria, del Rosario Monumental de Montserrat, recupera diseño original de Antoni Gaudí

junio 05
08:51 2013

El monumento, que se encuentra en el Camino de la Santa Cueva, ha quedado restaurado una vez finalizadas las obras, que ha dirigido el arquitecto Anton Baraut Montserrat

El Primer Misterio de Gloria, del Rosario Monumental de Montserrat, recupera  diseño original de Antoni Gaudí El Primer Misterio de Gloria, del Rosario Monumental de Montserrat, ideado a comienzos del siglo XX por el arquitecto Antoni Gaudí, ha recuperado el proyecto inicial una vez finalizadas las obras de restauración. Los promotores de la obra el Monasterio de Montserrat, la Diputación de Tarragona, la Dirección General del Patrimonio Cultural y el Instituto Catalán del Suelo (Incasol) dentro del programa del 1% cultural.

El Monasterio de Montserrat ha financiado el 38% de la actuación canalizado por la Fundación Abadía de  Montserrat 2025 con recursos facilitados por la Diputación de Tarragona e Incasòl el 62% restante.

Los trabajos de restauración se han basado en un proyecto del arquitecto Anton Baraut y han consistido en reubicar la figura del Cristo resucitado, según el proyecto de Gaudí, la rehabilitación de la escultura del Cristo, la restitución de la inscripción Ressurrexit, non est hic, la limpieza del ámbito de la cueva excavada y el elemento de la tumba, también se ha restaurado la escultura del ángel y el grupo escultórico de las  Tres Marías, las placas de ofrenda, el escudo y la reja de cierre, la limpieza de el ajardinamiento que hay entre el camino de la cueva y el Primer Misterio de Gloria y se ha hecho una  nueva ordenación. Finalmente, también se ha reconstruido el mirador y el banco del conjunto.

El Primer Misterio de Gloria, la Resurrección de Jesucristo, proyectó inicialmente el arquitecto Antoni Gaudí, marcado por un gran carácter religioso y simbólico, y su representación se identificar rápidamente con la resurrección de Cataluña. Gaudí  hizo excavar una cueva en la roca para instalar allí el sepulcro y efectuó algunas de las imágenes que forman actualmente el conjunto. Las esculturas del ángel y de Jesús resucitado son obras del escultor Josep Llimona (1964/34). Las tres Marías fueron esculpidas por Dionís Renart (1903-1916) siguiendo las maquetas de Limón. La reja que cierra fue trabajada por la casa Ballarín según un proyecto del arquitecto Jeroni Martorell, que dirigió también la finalización de las obras del Misterio.

El conjunto está coronado por el escudo de Cataluña, hecho con la técnica gaudiniana de mosaico de azulejo troceada empotrado en la roca, elaborado por Jaume Bayó.

La construcción del Primer Misterio de Gloria 

El Primer Misterio de Gloria, del Rosario Monumental de Montserrat, recupera  diseño original de Antoni Gaudí

En abril de 1903, se hacía público el compromiso de la Liga Espiritual de erigir este primer misterio de gloria y el 15 de mayo del mismo año, Antoni Gaudí expuso a la Junta que se haría más o menos en función del importe de las suscripciones recaudadas.

El arquitecto propuso cavar en la roca un sepulcro para ofrecer a Jesús, en el que la imagen sería de bronce dorado, situándolo sobre un altar. En el caso de que el presupuesto lo permitiera, proponía construir un huerto o mirador. La Junta del misterio no dió al arquitecto orden de comenzar la construcción hasta finales de diciembre de  1903, pero, debido al elevado coste, las obras se fueron retrasando.

En agosto de 1907, la imagen de Jesucristo resucitado fue colocada. Según el abad

Deas, la escultura no estaba situada en buen lugar, por lo que se retiró la dirección de la obra a Gaudí y se cambió el Cristo de lugar. En el momento de la marcha de Gaudí, había construido la gran cueva, el terraplén por el huerto, el Cristo resucitado y el escudo de Cataluña. La retirada de Gaudí coincidió con la falta de dinero, quedando las obras totalmente paralizadas. Sin precisar el año, en 1911, hay constancia de la instalación del ángel y la tumba de José Limón, según el proyecto de Gaudí. En junio de 1912, se reanudan los trabajos de la construcción definitiva con modificaciones notables. El autor de la modificación fue el escultor Josep Llimona, que hizo una maqueta que serviría de modelo para terminarlo  definitivamente. El libro de actas de la Liga Espiritual de la Virgen de Montserrat permite seguir la cronología de la conclusión bajo la supervisión del arquitecto Jeroni Martorell. El 20 de enero de 1916 quedan colocadas las tres Marías, y en septiembre, se coloca la reja. Así, en el año 1916, terminaron definitivamente las obras y se hizo la solemne bendición del Misterio y del conjunto del Rosario Monumental de Montserrat.

Los primeros días de la Guerra Civil, el Misterio sufrió numerosas mutilaciones: las alas del ángel, las cabezas, los brazos y las manos de las esculturas fueron destruidas, y la inscripción Resurrexit, non este hic desapareció. Después de la guerra, en el conjunto de recuperación del Santuario, se emprende la restauración del Primer Misterio de Gloria.

La inauguración de este monumento tuvo lugar los días 7 y 8 de junio de 1947, en el marco de las Fiestas de la Entronización de la Virgen de Montserrat. A partir de ese momento no se le había hecho ninguna intervención en el monumento, salvo pequeñas trabajos de mantenimiento.

1 Comentario

  1. joan palmarola nogue
    joan palmarola nogue julio 11, 17:28

    Interesantes los datos aportados, aunque la restauración no ha sido fiel con el proyecto de Gaudí por el asunto de la “Señera”.

    Joan Palmarola Nogué
    joanpalmarola.blogspot.com.es

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies