Constructorio

Subscripción a Constructorio

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos informado:

“El único profesional que tiene capacidad para certificar un edificio es un arquitecto”

junio 02
21:05 2013

Los arquitectos critican la posible intromisión en la Certificación de la Eficiencia Energética de los Edificios de ingenieros y aparejadores

Fuente: levante-emv.com

La normativa aprobada por el Gobierno ha encendido las alarmas en el Colegio Territorial de Arquitectos de Castelló al posibilitar que este documento sea expedido por ingenieros industriales y aparejadores, además de los arquitectos, que pierden la exclusividad. Una nueva polémica tras la reclamación de presentada por los colegios catalanes de Telecomunicación, Informática , Minas, Aeronáuticos, Agrícolas y de Topografía de Cataluña.

A partir del 1 de junio los propietarios de inmuebles deben solicitar un certificado de vivienda en las operaciones de venta y alquiler. La normativa aprobada por el Gobierno ha encendido las alarmas en el Colegio Territorial de Arquitectos de Castelló al posibilitar que este documento sea expedido por ingenieros industriales y aparejadores, además de los arquitectos, que pierden la exclusividad.

“Si una persona le duele la cabeza va al médico y no al veterinario. El único profesional que tiene capacidad para certificar un edificio es un arquitecto”, sostiene el presidente del Colegio de Arquitectos de Castelló, Jaume Prior.

Este certificado califica la capacidad energética de un inmueble respecto al consumo de agua caliente, calefacción, iluminación, refrigeración ventilación y obliga a controlar el consumo de energía y la emisión de CO2 de los edificios. Persigue introducir pautas de sostenibilidad en el gasto energético que produce el parque inmobiliario. El decreto estatal, en vigor desde el 1 de junio, se trata de una trasposición de una directiva europea. En 2011 se instaló esta norma en las obras nuevas y ahora se amplía a los inmuebles existentes.

Desde 2011 han sido los colegios de arquitectos los que se han encargado de este certificado de eficiencia. Han sido los únicos responsables de los mismos en las construcciones nuevas erigidas en la provincia de Castelló. Sin embargo, el nuevo decreto del Gobierno permite a los ingenieros industriales y a los arquitectos técnicos participar en el proceso y el colegio de arquitectos advierte que es un error esta intromisión porque un profesional de la arquitectura tiene un mejor conocimiento en esta materia.

El presidente de la entidad colegial recomienda a los compradores que no se fíen de los precios más económicos que pueden ofrecer ingenieros y aparejadores. “Nadie da un duro por cuatro pesetas”, subraya Prior. “Un certificado implica una responsabilidad y pido a la gente que se informe bien”, indica Prior.

Cada documento costará al propietario cerca de unos 250 euros, que se abonarán antes de cerrarse la transacción. Afecta a compraventas y alquiler, aunque el decreto excluye los alquileres turísticos -arrendamientos por un periodo inferior a los cuatro meses. El certificado de eficiencia divide los inmuebles dentro de una escala de calificación de siete letras, desde la A (más eficiente energéticamente) hasta la G (el consumo energético es un 125 % superior al de la media). De esta manera, los propietarios conocerán la rentabilidad ambientan de su compra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies